El acierto de cambiar el verde por el rojo

deadpool-banner

¿Cómo decirlo de manera sencilla…? “Deadpool” es una de la películas más absurdas, estúpidas, obscenas, descabelladas y geniales, que he visto. Sí, todo a la vez. Casi la podría resumir en diez palabras: chiste, chiste, puñetazo, chiste, chiste, sangre, chiste, chiste, chiste, disparo.

deadpool ryanEl director Tim Miller nos trae la historia de un capullo que, tras someterse a un cruel experimento para intentar curar su enfermedad, adquiere poderes convirtiéndose así en Deadpool. Enfundado en un ajustadísimo traje rojo sangre (rojo putón para los amigos) intentará dar caza el sádico que le ha destrozado la vida… y el cuerpazo.

Advertencia: esta no es una película para tomársela en serio.

El sr. Deadpool es el típico capullo (todos conocemos uno… o dos… o varios), sí, pero es el típico capullo con gracia. Es ese que conoces y dices “¡Menudo gilipollas…! Me cae bien”. Es un personaje que me ha recordado en cierto modo a Ironman, pero digamos que en versión chabacana. Pero realmente la gracia de la película es el personaje en sí. Aunque los efectos son geniales y la secuencia inicial a cámara lenta es una auténtica maravilla visual, además de ser toda una declaración de intenciones. No obstante, debo decir que al final los que se han cubierto de gloria son los guionistas, porque los diálogos son “la polla” (¡uy, lo que he dicho!), así tal cual. Pero lo bueno de esta película es que no pretende ser en ningún momento lo que no es, y desde el primer minuto te lo dejan claro. Y el detalle de romper la cuarta pared en ocasiones es arriesgado y/o absurdo, pero en este caso me ha parecido todo un acierto. Seguro que esta no será la película del año, ni la mejor película de superhéroes que se ha hecho, ni desde luego va a ser mítica, pero de lo que estoy segura es de que no va a dejar indiferente a nadie.

Ryan Reynolds, que ya nos ha dejado otras genialidades como “Buried“, se encarga de dar vida al irreverente personaje de Deadpool. Y es que este hombre no tiene problema en reírse, incluso de sí mismo. Porque parece que el gran acierto para Ryan ha sido el cambio de color, porque esta genialidad de personaje le ha servido de redención por la anodina “Linterna Verde“. Su pareja en el film es Morena Baccarin (lo siento, no he podido aguantar la risilla tonta con su nombre, parece parte de los chistes de la peli), que cumple bien su cometido, que es básicamente aparecer sexy desde todas las perspectivas. Y voy a destacar el papel del simpático taxista, interpretado por Karan Soni, porque me ha resultado realmente un puntazo.

Si eres de los de “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”… esta no es tu película.

Por último una anécdota personal del momento cine… Yo le tengo mucho aprecio a mi iPhone y tenemos un bonito romance que en principio va bien. Pero por lo visto este día de cine debí hacer algo que le molestó o le gustó mucho la película y quiso volver a verla, porque decidió saltar del bolsillo de mi abrigo y quedarse en una de las butacas del cine. Milagros de la vida, una chica de la fila salió corriendo tras de mí cuando ya había salido de la sala y me devolvió el móvil. Gracias chica-desconocida-rubia-de-pelo-largo-listo-con-gafas, supongo que nunca leerás esto, pero espero que el karma te devuelva algo bello por tu buena acción.

  • Lo mejor: Ryan Reynolds está genial y algunos momentos de la película son brutales.
  • Lo peor: que no creo que todo el mundo vaya a entender el humor de la película.

La chica de la séptima fila

Anuncios

21 comentarios

  1. A mí me hizo pasar un rato muy bueno. Hay mucha seriedad en Hollywood. Un poco, o un mucho en este caso, de gamberrismo resulta refrescante. Deadpool es “un capullo que cae bien”, descripción muy acertada del personaje. Cae bien entre otras cosas porque es un frikazo (uuuuuuno de los nuestros, uuuuuuno de los nuestros 😛 ).

    Cuando vi el reloj de muñeca que usaba Deadpool, mi corazón ya era suyo.

    Le gusta a 2 personas

  2. Yo creo que la gracia está en que los chistes son creíbles en un sicario de segunda metido a enmascarado que no súper héroe. Su moral ambigua lo hace si cabe más humano, lejos del típico boy scout paladín de la justicia y lejos también del típico psicópata, justo en la zona gris donde pululamos la mayoría de las personas de días nublados y noches oscuras.
    En definitiva, un personaje que admite secuelas y Tv shows, eso si con el salero de R.R. que se ríe hasta de si mismo, si no me equivoco, en un diálogo 🙂 🙂

    Le gusta a 1 persona

  3. Gran critica! Me gustaría anotar que creo que fui el único tonto en el cine que se reía a carcajadas cuando tiene la conversación con su compañera de casa de los muebles de ikea. El humor no es para todo el mundo y esa escena lo demuestra muy bien ^^
    Besotes!

    Le gusta a 1 persona

  4. Me encantó la película!!! Te había puesto el me gusta, pero no había comentado porque hemos tardado en ir a verla, pero ha merecido la pena. Ayer hice una especie de review, a mi estilo, por si t quieres pasar a leerla. Besitos!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s