Fiesta del cine: “Capitán América: Civil War”

civilbanner

En el último día de esta nueva edición de la Fiesta del Cine ha sido “Capitán América: Civil War” la elegida, en una sala casi al completo, y bien acomodada en la séptima fila (en las butacas de la 11 a la 14 para ser más concretos).

La historia de esta entrega empieza con los Vengadores en el punto de mira de toda la humanidad, después de un incidente con varios heridos en una de sus misiones. Para intentar buscar la mejor manera de poder seguir contando con ellos pero tenerlos más o menos controlados, los responsables políticos quieren implantar un sistema que tendrá división de opiniones. Mientras tanto, y como no podía ser de otro modo, un villano muy “malote” va pululando por ahí con oscuras intenciones… ¡CHAN CHAN CHAAAAN!

Hay que decir que en esta ocasión el guión está bastante trabajado, aunque empieza un poco lenta, todo hay que decirlo. De todas maneras, es la más inteligente que han hecho hasta ahora. Pero evidentemente si algo destaca son las escenas de acción, especialmente la de la batalla entre los dos bandos, dónde realmente no puedes despegar los ojos de la pantalla porque no das abasto. Quizás lo que si me ha parecido es que la película tiene dos historias que no han sabido unir bien del todo. El personaje de Daniel Brühl, el villano de la historia, va un poco en paralelo al resto de sucesos.

El Capitán América me parece el personaje más “sosainas” y anodino de Marvel, por lo menos en la gran pantalla. Pero eso sí, es muy versátil, lo mismo te sirve para un roto que para un descosido: te puede decir que te quiere, que está triste o que te odia, y todo con la misma cara. Una maravilla, es todo sentimiento y expresividad. Yo soy más de IronMan, lo reconozco. Es arrogante y tonto del culo en la misma proporción que inteligente e ingenioso, vamos, un capullo de toda la vida de Dios. Pero es ese típico capullo que te cae bien porque tiene gracia y sabes que en el fondo tiene su corazoncito, un poco como Deadpool, vaya. Y es que de hecho es él quien da las notas de humor (muuuy necesarias) en la película, junto con un joven Spiderman y un siempre despreocupado Ant-Man. De hecho, creo que si los quitaran a los 3 el film sería bastante más aburrido. Pero la verdad es que en general, mola bastante ver tal cantidad de superhéroes juntos en la gran pantalla. Y por supuesto el reparto que los encarna está fantástico, cada uno cumple con lo requiere su papel. Pero puestos a elegir, me quedo por supuesto con la actuación de Robert Downey Jr, que le tiene más que cogido el punto a su personaje.

El gran hándicap de esta película es uno de los habituales: se está convirtiendo casi en una costumbre alargar innecesariamente las películas. Una mala costumbre, porque para mí lo único que consiguen es perder fuerza y hacer que acabes prestando más atención al ataque de tos del señor de 3 filas más arriba. Para mí gusto le sobran por lo menos unos 20 minutos.

Así como apunte final, tengo que decir que flipé más que mucho con la escena de Iron Man joven. Decidime que no he sido la única…

  • Lo mejor: la escena de la lucha entre ellos es épica.
  • Lo peor: que es excesivamente larga, y que el genial personaje de Spideman está un tanto desaprovechado.

La chica de la séptima fila

Anuncios

4 comentarios

  1. Sí, yo flipé también un poco con la escena que comentas… No sabía si lo habían hecho a ordenador, si era otro actor que se parecía o qué estaba pasando en ese momento.

    Respecto a la película… No paro de leer críticas bastante positivas y, a mi parecer, deja bastante que desear: No sé si me falla el guión, la conexión de las historias o si Los Vengadores ya me resultan anodinos (esta entrega se podría haber titulado “Los Vengadores: Civil War” y no habría pasado nada) porque la cinta parece una excusa para juntar a todos los héroes de Marvel ya consolidados junto a las nuevas incorporaciones para que nos vayamos acostumbrando a ellos: nuevos héroes con nuevos actores con un caché más bajo que les permita seguir desarrollando infinidad de continuaciones.

    A diferencia de Batman VS Superman (sin ser un fan de ninguna de las dos grandes marcas me pareció una película bastante más sólida sin ser ninguna maravilla) y, pese a que a la premisa guarda cierta similitud, en la última película de Marvel me quedo con la sensación de que uno de los bandos flojea mucho en su postura de cara al conflicto que sucede: parece que la reacción del Capitán América es más digna de un crío de 5 años que del superhéroe más patriótico hasta la fecha lo cual es un gran defecto porque es el “motor” de la película.

    Por lo demás ninguno de los dos protagonistas aporta nada nuevo a sus ya habituales papeles: Chris Evans no pasará a la historia del cine por su secuencia “voy-a-lucir-bíceps” ni Robert Downey Jr puede sacarle punta a un papel que le resulta tremendamente fácil porque es como interpretarse a si mismo en la vida real. El resto de protagonistas no tienen mucho más que decir y, tal vez, lo mejor de todo, haya sido ver el “nuevo” Spiderman, cuyo único punto negativo es la licencia que se han tomado de cara a la elección de la tía May.

    Tal vez la crítica sea muy dura ya que está claro que este tipo de películas tiene un único objetivo: entretener. El problema viene cuando los guionistas deciden ponerse “profundos” y el resultado es una película tremendamente lenta en su inicio además de excesivamente larga, ahí es donde el entretenimiento se traduce en somnolencia y su éxito es resultado de las hordas de fans y no respecto a ese “entretenimiento desenfadado” que podían producir las primeras entregas.

    Le gusta a 1 persona

    • Uyy me alegra saber que no soy la única que flipé con esa escena :O Y estoy de acuerdo contigo, el inicio es bastante lento, es una pena… Y joder, se me ha olvidado hacer mención a esa “fantástica” escena de varios segundos en las que sólo vemos a Chris Evans marcando bíceps, ¡jajajaja!

      Me gusta

  2. A mí me gustó, pero opino igual en lo de larga. Podría haberse pulido más el guión para tener menos metraje. También en lo que que Iron Man (y Spidey) le dan ese toque de humor necesario, la peli a veces peca de demasiado… seria. Ponerse demasiado profundo es fallido, ¡si ni siquiera te ponen ambiguas las dos posiciones (la del Capi es claramente la correcta)! Para eso mejor haber hecho algo más desenfadado. Aún así muy disfrutable pero más pelis de cómic podrían aprender del dinamismo de Deadpool.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s